Comprar CBD – qué considerar y una comparación de precios

Comprar CBD – qué considerar y una comparación de precios

Cada vez más personas buscan comprar aceite de CBD u otros productos con CBD. La razón es simple: hasta ahora, todos los productos de cannabis eran ilegales. En muchos países el cultivo y la posesión de cannabis constituyen un delito penal. Lo mismo se aplica a su venta. Las opciones de compra para las personas gravemente enfermas que sufren de dolor, náuseas debidas a la quimioterapia o convulsiones epilépticas, siguen siendo muy limitadas. Sin embargo, en algunos países, y especialmente dentro de la Unión Europea, la conversación hacia el cannabis se ha abierto y la legalidad del CBD le ha dado opciones a estos usuarios.

Obtener una prescripción legal para consumir cannabis sigue siendo aún compleja. Las compañías de seguros de salud prestan mucha atención a quiénes reembolsan y muchos usuarios del cannabis tienen que pagar ellos mismos sus tratamientos. Como resultado, muchos pacientes con enfermedades crónicas que buscan una alternativa permanecen sin tratar. Al menos hasta ahora. Actualmente cualquiera que pueda permitírselo puede comprar productos de cáñamo con un bajo contenido de THC pero alto contenido de CBD.

No hay que olvidar que en muchos países, productos con un contenido mayor a 0,2% de THC siguen siendo ilegales y son vistos como sustancias activas psicoactivas del cáñamo. El CBD extraído suavemente de plantas de cáñamo industrial con bajo contenido de THC es más adecuado como un fármaco no psicoactivo y se le conoce como el producto medicinal del cannabis.

¿Qué es el CBD?

Se sabe que la planta del cannabis se utilizaba con fines médicos hace 5.000 años. Hasta ese momento, los usuarios aún no sabían en qué se basaba su efecto calmante. Hoy sabemos mucho más sobre el cannabis y sus propiedades pero muchas preguntas siguen sin respuesta y es necesario realizar más investigaciones científicas. Aún así, la ciencia ha sido capaz de identificar casi 500 componentes importantes en el cáñamo. Esta versátil planta contiene terpenos, flavonoides y otras sustancias vegetales. Pero lo más interesante son los fitocannabinoides, de los cuales se han distinguido hasta ahora casi 70 diferentes, aunque no se han podido determinar de todos ellos aún el beneficio médico exacto. 

El tetrahidrocannabinol (THC), el cannabidiol (CBD), el cannabinole (CBN) o el cannabigerole (CBG) son los principales cannabinoides y los más conocidos elementos de la planta de cáñamo. Sin embargo, el THC y el CBD no están presentes en el cannabis en su forma efectiva real, sino como THCa y CBDa. Sólo el calentamiento de estas sustancias inicia una reacción bioquímica, que produce la densidad total de la sustancia activa y convierte al THC el responsable de los efectos psicoactivos y al CBD médicamente interesante.

El sistema endocannabinoide presente en todos los mamíferos y en los seres humanos es interesante en este contexto. Nuestro organismo es capaz de producir cannabinoides gracias a receptores y sustancias mensajeras apropiadas. Estos tienen la tarea de iniciar procesos de regulación interna para que se mantenga una homeostasis o equilibrio entre incontables procesos internos del cuerpo. Si esta regulación funciona, todos los procesos del cuerpo entran en equilibrio.

Si una persona se enferma o si un trastorno funcional se establece en algún lugar del organismo, los cannabinoides producidos por el cuerpo no son suficientes para crear un equilibrio. Aquí es donde entra en juego el CBD, efectivo incluso en pequeñas dosis y con casi nulos efectos secundarios.

Acompañado de una recomendación médica, el CBD es anti-inflamatorio, anti-epiléptico, neuroprotector, analgésico y relajante. Esta variedad de efectos resulta en un rango terapéutico asombroso para las diversas preparaciones de CBD.

El efecto del CBD

A diferencia del THC, el CBD no tiene un efecto psicoactivo. Por lo tanto, no se puede esperar una sensación de “subidón” cuando se toma CBD. De hecho, incluso ayuda a contrarrestar el efecto psicoactivo del THC. Al tener un efecto antipsicótico que inhibe los efectos del THC, el CBD puede ayudar a contrarrestar las psicosis o esquizofrenia causadas por el consumo de cannabis. Los productos médicos de cannabis se utilizan en una amplia gama de aplicaciones. Sin embargo, se necesitan estudios adicionales para especificar y comprender los efectos. 

El CBD tiene un efecto relajante y antiespasmódico comprobado y puede utilizarse en el tratamiento de calambres musculares y la espasticidad, la epilepsia y la esclerosis múltiple. También puede ser posible usarlo para otros trastornos del movimiento, por ejemplo, en pacientes con Parkinson. Hasta ahora, muchos de estos pacientes han sido tratados con éxito con el CBD, especialmente en Estados Unidos.

El efecto no psicoactivo del CBD todavía está siendo investigado. Los efectos antiinflamatorios se utilizan en las enfermedades intestinales inflamatorias crónicas como la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa, pero también en el asma, la artritis o las enfermedades autoinmunes. El CBD también alivia la ansiedad, similar al diazepam. Alivia las náuseas, por ejemplo durante la quimioterapia. El CBD también tiene propiedades neuroprotectoras y antibacterianas. Sin embargo, también se necesitan muchos más estudios a largo plazo con un número suficiente de voluntarios. La suposición de que el CBD puede reducir el riesgo de diabetes y podría utilizarse como medicamento preventivo aún no ha sido probada. Sin embargo, los científicos también tienen en mente otro cannabinoide llamado THCV 1.

Un aceite de calidad pero con una alta concentración de CBD debe ser considerado como un medicamento y recetado por un médico, aunque no se necesite una prescripción médica para conseguirlo. Muchos pacientes gravemente enfermos pueden ser recetados con CBD por un médico, pero ellos mismos deben correr con los gastos que en casos de enfermedades graves como el cáncer, éstas pueden ascender a sumas elevadas. 

En España 2, puedes comprar aceite de cáñamo con altas concentraciones de CBD legalmente siempre que su contenido de THC sea inferior al 0,2% y libre de metales pesados. En este sentido, los aceites de cáñamo que contienen CBD no deben confundirse con el aceite de cannabis con un alto contenido de THC. Los cogollos de CBD también son legalmente permitidos, siguiendo estas mismas específicaciones.

¿Es legal comprar CBD hoy en día?

De acuerdo con la legislación vigente en la Unión Europea, ahora se permiten los productos médicos de cannabis con poco o nada de contenido de THC y no se consideran drogas intoxicantes. Dado que se puede comprar legalmente cannabidiol no psicoactivo (CBD) sin receta médica, estos productos de cannabis médicamente utilizables están disfrutando de una creciente popularidad. Se venden como suplementos dietéticos y a menudo se utilizan en conjunto con el tratamiento médico convencional. Como resultado, otros analgésicos o anticonvulsivos para la epilepsia, por ejemplo, pueden recibir dosis más bajas.

El efecto del CBD en el organismo varía dependiendo del problema y de la enfermedad. Por ejemplo, los usuarios de un aceite 5% de CBD toman:

  • Diez gotas por la noche por problemas de sueño.
  • Cinco gotas al día como antioxidante.
  • Tres veces al día de cinco a diez gotas funciona muy bien para los siguientes padecimientos: estrés, las náuseas, la ansiedad, la inquietud o el agotamiento, dolor inflamatorio, las neuropatías o la artritis reumatoide. Esta misma dosis puede funcionar en el tratamiento de la enfermedad de Crohn, la esclerosis múltiple y la enfermedad de Parkinson.

Un aceite de 15% o un aceite de 20% de CBD tendría sentido para el dolor severo, la epilepsia o los síntomas oncológicos como el dolor severo y las náuseas. El efecto del CBD se retrasa dependiendo de la actividad metabólica o de la digestibilidad de las comidas ingeridas previamente. Por lo tanto, en caso de dolor, es importante ajustar la ingesta para que funcione lo más rápidamente posible y no se pierda nada del principio activo. Es ideal utilizar el aceite de CBD directamente debajo de la lengua y no beber o comer durante un cuarto de hora para que se absorba mejor y no se pierda nada del ingrediente activo del CBD. En el caso de la ingesta oral – por ejemplo, con una bebida o una comida – puede ser necesario ajustar la dosis, ya que parte del CBD se elimina durante la ingesta a través del tracto intestinal.

¿Dónde comprar el CBD?

Existen numerosas tiendas en Internet donde los productos de CBD están disponibles. Uno de los fabricantes más conocidos es Nordic Oil, con sede en Alemania y los Países Bajos. Como cualquier persona interesada en el CBD hemos visto los comentarios de los clientes porque la calidad de los diferentes productos de cáñamo del CBD no es juzgada por igual por los usuarios. También es importante encontrar un proveedor con un excelente servicio de atención al cliente para resolver cualquier duda que tengas.

Estos precios sólo pueden utilizarse como una comparación aproximada. Sin embargo, cabe señalar que las comparaciones de precios de los productos del CBD de calidad son por lo general relativamente difíciles porque algunos proveedores ofrecen dosis diferentes de CBD. Por ejemplo, el aceite o las gotas de CBD están disponibles en distintas concentraciones. Las más comunes son al 5%, 15% o 20%. Al existir otros productos derivados del cáñamo, algunos proveedores añaden aceites, manteca de karité y otros ingredientes a los ungüentos de cáñamo – o los diluyen más para mantener el precio bajo. Esto complica la comparabilidad, así como los diferentes tamaños de envase.

Sin embargo, no es el precio de compra lo que debería favorecer la decisión de compra, sino la calidad y pureza de los productos de CBD. Por ejemplo, el espectro completo de ingredientes activos debería estar contenido en la preparación del CBD, incluyendo, por ejemplo, los terpenos del cannabis. Según los nuevos hallazgos, estos contribuyen al efecto del CBD.

Las pruebas realizadas por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) han demostrado que la cantidad de ingredientes activos declarada por muchos productos de CBD no correspondían al contenido finalmente declarado. A veces el CBD ni siquiera está presente. En el caso de productos de CBD a supuestos precios de ganga, se debe advertir a los compradores: en la mayoría de los casos, no son de buena calidad y no están dosificados adecuadamente. Debería estar claro para todos que a muchos gorrones les gustaría enriquecerse con estos productos.

¿Ya has probado el aceite de CBD? Deja tu experiencia en los comentarios. 

Referencias

  1. Wargent, E T; Zaibi, M S; Silvestri, C; Hislop, D C; Stocker, C J; Stott, C G; Guy, G W; Duncan, M et al. (2013). «The cannabinoid Δ9-tetrahydrocannabivarin (THCV) ameliorates insulin sensitivity in two mouse models of obesity»Nutrition & Diabetes (en inglés) 3 (5) []
  2. Hemppedia (2020) ¿Es legal el CBD en mi país? Disponible en: https://hemppedia.org/es/es-legal-el-cbd-en-mi-pais/[]

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0